Banner Libro Chips
Vía: Exponen en París la basura de las estrellas de Hollywood

miércoles, 21 de marzo de 2007

Exponen en París la basura de las estrellas de Hollywood

En la basura de Mel Gibson hay unos calzoncillos viejos y en la de Madonna un champú de la marca Superstar: el contenido de los desperdicios de las estrellas de Hollywood, clasificado por formas y colores antes de ser fotografiado, se expone ahora a medio camino entre imágenes de paparazzi y Pop Art.

Trash propone desde este miércoles hasta el 3 de junio en la Casa Europea de la Fotografía de París la exposición de una veintena de imágenes de gran formato salidas de tomas realizadas a lo largo de 20 años por Bruno Mouron y Pascal Rostain, que fueron fotógrafos para el semanario Paris-Match.

Estas fotografías, ampliamente publicadas en la prensa internacional en los años 90, se exponen por primera vez en Francia a la manera tradicional de una muestra artística, en un formato de 120 x 180 centímetros para poder ver todos los detalles.

Impecablemente alineadas sobre fondo negro, decenas de cartones aplastados, de cartas rotas, de cajas de cereales o botes de detergente dan su testimonio de la vida diaria de estrellas como Clint Eastwood, Elizabeth Taylor, John Travolta, Tom Hanks, Arnold Schwarzenegger o Nicholas Cage.

Cada fotografía, con su fecha, tiene el título del nombre del famoso del que desvela esta parte de su intimidad. En Mel Gibson (1996) hay unos calzoncillos de estampado escocés -expuesto además en una vitrina, junto a otros objetos- y de cepillos de dientes usados. Madonna (1990) muestra un champú de la marca Superstar y decenas de botellas de agua, mientras que en Jack Nicholson (1990) se nos desvela un amante del champagne.

En Tom Cruise (1996), hay una lista mecanografiada de cientos de artículos con todo lo que el actor pide a sus empleados (desde una botella de leche a un par de calcetines). También podemos saber, por un ticket de compra, que Charlize Theron en 2004 gastó 3.450 dólares en Gucci y que John Travolta en 2004 hizo llevar a Los Ángeles mediante el servicio de mensajería Fed Ex una pizza...desde Chicago.

La idea de estas fotografías nació en 1988, "tras la lectura de un artículo sobre la experiencia de un profesor de Sociología", cuenta a AFP Bruno Mouron. Para estudiar la sociedad de consumo, este profesor hacía recoger a sus alumnos lo que había tirado gente a la basura.

Los dos fotógrafos decidieron hacer lo mismo para dar a conocer a los famosos, primero en Francia y luego en Estados Unidos. "Son verdaderos retratos", indica Mouron, para quien "el mejor retrato que yo he hecho nunca de Jack Nicholson es el de su basura".

"Evitamos tomar cualquier objeto relacionado con la sanidad o el sexo. El principio no es denunciar", afirma. Los objetos no perecederos, llevados a Francia, se componen por formas y colores. "No somos artistas, pero es muy Pop Art", dice.

Desde hace dos años, los dos fotógrafos pasaron a la gente anónima. "Vamos a estudiar la basura de una familia media de 42 países", afirma el fotógrafo, que ya ha realizado este trabajo en China, Qatar y Malasia. En las botellas de Coca-Cola y paquetes de patatas fritas se ve "que estamos en plena mundialización", asegura.

Vía: Noticias.ma

No hay comentarios: