Banner Libro Chips
Vía: Un joven va desnudo a pedir matrimonio a su novia… ¡pero se equivoca de casa!

lunes, 10 de junio de 2013

Un joven va desnudo a pedir matrimonio a su novia… ¡pero se equivoca de casa!

Las peticiones de matrimonio curiosas y arriesgadas están causando furor. Ya hemos visto intentos en los descansos de partidos de la NBA, en directo en la televisión, en flash mobs y hasta en pleno vuelo. Sin embargo, ninguna tan original y, a la vez, tan absurda como la protagonizada por Thomas Edwards.

El muchacho, que tiene 22 años (¿por qué quieres casarte ya, alma de cántaro?), tuvo la inopinada ocurrencia de presentarse completamente desnudo y a las 3:45 horas de la madrugada en la puerta de la casa de su novia con la intención de pedir su mano. Hasta aquí, dos cosas absurdas: la hora de la ocurrencia y acudir al lugar de los hechos en pelota picada. Sin embargo, la historia hace un looping más divertido aún. Resulta que Thomas fue a pedir matrimonio ¡¡¡a la casa equivocada!!!No estaba su novia al otro lado de la puerta, sino una pareja que no dudó en llamar a la policía para solventar aquella embarazosa situación.
En la llamada al 911, la persona que ‘denunció’ el suceso aseguraba que el muchacho no lleva camiseta y que el pantalón que vestía era de color marrón. Que digo yo que muy bien de la vista tampoco estaba, ¿no? ¡Cómo que pantalón marrón, si está con sus atributos al aire!
Cuando los agentes de la policía llegaron a la escena del suceso se encontraron a un joven fuera de sí y sin ropa. Le pidieron que se vistiera, pero no les hizo el menor caso. De hecho, estaba tan desquiciado que aseguró que “sólo quería ir a la cárcel y nos preguntó si dándonos un cabezazo lo lograría”, según la versión policial.
No hubo cabezazo, pero Thomas consiguió su propósito de ir a la cárcel. El muchacho escupió a uno de los agentes, que se defendió con un taser. Le dio una descarga eléctrica, lo esposó y se lo llevó a comisaría, donde fue retenido, acusado de desorden público, desacato a la autoridad y robo (probablemente habría robado unas cuantas botellas de ginebra, porque seguro que iba cocidísimo). El muchacho ya ha sido puesto en libertad, con una orden de alejamiento de la casa en la que se hizo célebre.
¡Ah!, sobre la propuesta de matrimonio no se sabe nada. Es muy probable que todo acabe en rechazo, pero ¡anda que no sería bonito que la novia valorase el gesto de Thomas y accediera a casarse con él!
Vía: 20 minutos.